Google favorece a las páginas con buena ortografía

El gigante de internet aplicó cambios a su algoritmo de búsquedas para páginas en español. Las mejoras, conocidas como “Panda”, buscan ofrecer resultados de alta calidad a los usuarios.

 

A principios de año, Google modificó el algoritmo de su motor de búsquedas con el objetivo de ofrecer en sus resultados a las webs con mejor calidad de contenido. Esta serie de cambios, conocida como “Panda,” que hasta ahora afectaba sólo a las búsquedas en inglés, se aplica desde el viernes pasado también a los resultados en español.

Los cambios modificarán el panorama de los resultados de búsqueda, basándose en la calidad ofrecida por cada página que se ajuste a las palabras clave ingresadas por el usuario desde el buscador de Google. El nuevo algoritmo revisará los textos en busca de faltas de ortografía, errores en su puntuación, estilo, profundidad del conocimiento sobre el tema tratado, la existencia de contenido duplicado dentro del sitio web, entre otros aspectos que permitirán identificar artículos de alta calidad.

La implementación de Panda en las búsquedas en inglés afectó el 12% del material disponible, un número que Google calificó como “importante”, ya que envió miles de páginas con contenido mediocre al fondo de su listado de resultados.

Desde el 12 de agosto, Panda llegó a los resultados de búsqueda de todos los idiomas, incluido el español, con excepción de tres: chino, japonés y coreano, donde se sigue trabajando en mejoras para el algoritmo. En un posteo en el Blog de Google Webmaster Central, Amit Singhal indicó que los cambios que ofrece Panda impactan, en la mayoría de los idiomas, el 6% al 9% de los resultados, “al grado que un usuario puede llegar a percibirlo,” escribió.

Para ayudar a aquellos webmasters que teman quedar afuera de las primeras páginas de búsqueda de Google, la empresa ofrece una guía bastante completa donde explica cuáles son los puntos que tiene en cuenta Panda al calificar una web y determinar su ubicación en su listado de resultados. Por el momento, sólo está disponible en inglés y la pueden leer en detalle desde aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *